Roman Bebé adorable en la puerta: Mami, por favor firma chapitre Chapitre 3

Jiang Sese también lo estaba mirando a él confundida.

Era obvio por la ropa del niño bonito que él no era persona ordinaria.

La manera en la cual él la estaba viendo a ella era difícil de describir.

Era como si estuviera evaluando...un objeto raro.

Tal pensamiento la hizo sentir bastante absurda.

Yan Yifei no era una persona paciente. Le gritó al niño bonito: "¿Quién eres? ¿No sabes que no puedes irrumpir en una oficina durante las horas de trabajo?

"¡Qué peste!"

El niño bonito le dirigió una mirada indiferente, luciendo frío y distante. Extendió su dedo meñique para señalar a Yan Yifei y dijo en un tono autoritario: "¡Tú! Limpia el desorden en el suelo ahora mismo. Recuerda: ¡Usa. Tus. Manos!"

Yan Yifei pensó que estaba alucinando. Estaba tan asombrada y furiosa que se rió. "¿Qué dijiste?"

¿Él se atrevió a ordenarle que limpiara el piso?

"¿No me entiendes?" El niño lindo la miró con desdén. "Está bien ser fea, pero ¿cómo puedes ser tan estúpida? Parece que esto es lo que significa esta agencia. ¡¡Este joven señor realmente necesita reconsiderar si debe ponerte a cargo del banquete de mi cumpleaños!!"

Yan Yifei nunca imaginó que esta cosita pudiera tener una lengua tan venenosa. Ella estaba tan enojada que estaba temblando por todas partes. "¿De dónde viene este niño salvaje? ¿Tus padres no te enseñaron nada? ¡Te voy a enseñar una lección que nunca olvidarás!"

Levantó la mano e intentó abofetear al niño bonito.

Jiang Sese saltó asustada y se arrojó frente al niño bonito por reflejo automático, halandolo entre los brazos de ella.

¿Qué tan doloroso sería si un niño tan pequeño fuese abofeteado?

Los demás también se sorprendieron, y todos se preguntaron qué demonios Yan Yifei encontró en ella para abofetear a un niño tan adorable.

La conmoción de los guardaespaldas fue rápidamente reemplazada por furia. "¡Cómo se atreve! ¿Quién se cree que es, tratando de golpear a nuestro joven señor? ¡Agárrenla!"

En tan solo dos segundos, ya dos guardaespaldas se habían apoderado de Yan Yifei por ambos lados.

Todos estaban asombrados.

La misma Yan Yifei también estaba sorprendida.

Nunca había experimentado tal trato en toda su vida, y mucho menos frente a sus subalternos.

Su ira estalló de inmediato. Ella comenzó a luchar. "¿Qué están haciendo? ¡Suéltenme!"

Los guardaespaldas continuaron sujetándola, sin dejarla mover en lo más mínimo.

El gerente general de la Agencia Zhuoyue, Li Sheng, vino corriendo. Él sonaba en pánico cuando dijo: "Por favor, cálmense, Sres. Guardaespaldas. Perdonen a mi tonta subalterna por ofender a su joven señor. Espero que sean lo suficientemente generosos para pasar esto por alto y dejarla ir.”

Li Sheng estaba en su oficina en el último piso del edificio cuando escuchó que el pequeño príncipe del Grupo Jin estaba honrando a su agencia con su presencia. Había querido darle la bienvenida con entusiasmo. ¿Quién sabría que el principito iría al Departamento de Planificación?

Él corrió allí tan pronto como escuchó. Poco se imaginaba que encontraría con una escena así. Estaba tan asustado que su alma casi abandona su cuerpo.

Después de todo, la Agencia Zhuoyue no había escatimado esfuerzos para intentar ganarse un boleto de comida dorado como el del Grupo Jin.

Si este incidente les costara la oportunidad de trabajar con el Grupo Jin, seguramente se golpearía la cabeza contra la pared.

Uno de los guardaespaldas se burló. "¡Y pensar que su empleada tuvo el descaro de llamar al joven señor del Grupo Jin un niño salvaje sin educación!"

Sus palabras sorprendieron a todos.

¡Este niño bonito de aspecto suave era en realidad el pequeño príncipe del Grupo Jin!

¡Eso explicaba su temperamento a su corta edad!

Yan Yifei estaba desconcertada.

Su rostro inicialmente deformado por la rabia, se puso pálido.

¿Qué tipo de resultado terrible la esperaba ahora que había ofendido al pequeño príncipe de la familia Jin?

Probablemente perdería su trabajo si esto terminara arruinando la cooperación entre el Grupo Jin y la Agencia Zhuoyue.

Capítulo 3 Llévame Abajo 1

Capítulo 3 Llévame Abajo 2

Capítulo 3 Llévame Abajo 3

Commentaires

Les commentaires des lecteurs sur le roman : Bebé adorable en la puerta: Mami, por favor firma