Roman Bebé adorable en la puerta: Mami, por favor firma chapitre Chapitre 7

"No lo menciones."

Jiang Sese hizo un gesto con la mano, sin prestarle atención. Ella luego vio al padre e hijo salir de su apartamento.

Su casa quedó vacía en un abrir y cerrar de ojos. Por un tiempo, no pudo componerse. Pronto se dio unas palmadas a la cabeza y se preguntó qué le pasaba.

Era solo un niño que conocía desde hace menos de un día. ¿Por qué estaba tan reacia a separarse de él?

Tenía que ser porque Xiaobao era tan adorable.

...

La noche vino y se quedó. Un hermoso Maybach dejaba un rastro de luz mientras aceleraba por la carretera.

El ambiente en el interior estaba muy quieto.

Un Xiaobao enfadado volvió la cabeza, negándose incluso a mirar a su padre.

Jin Fengchen pellizcó el espacio entre su frente. Le dolía la cabeza. Tampoco tenía planes de intentar aplacar a su hijo.

Su familia había malcriado a Xiaobao, lo cual provocó que él desarrollara este tipo de temperamento. Ya era hora de que alguien lo enderezara.

El coche se detuvo frente a la entrada de su casa.

El momento en que abrió la puerta, el pequeño salió del coche y entró corriendo.

Ni siquiera respondió a los saludos de bienvenida de los sirvientes y la ama de llaves mientras él corría directamente a su habitación y cerraba la puerta.

En poco tiempo, el fuerte sonido de cosas que se estrellaban contra el suelo estalló.

Incluso hubo sonidos de vidrio rompiéndose.

La ama de llaves estaba afuera de la puerta, escuchando con un corazón asustado. Inmediatamente ella salió corriendo para encontrar a Jin Fengchen. "Joven Señor, ¿qué está pasando con el Pequeño Señor? Él está haciendo una rabieta dentro de su habitación. Espero que no se lastime accidentalmente.”

Los ojos de Jin Fengchen se oscurecieron. "Ignoralo."

Pero, la ama de llaves ¿cómo podía dejar esto?

El Pequeño Señor era el niño de los ojos del Señor y la Señora. Seguramente habría problemas si él resultaba herido.

La casa seguramente se convertiría en un alboroto si eso sucediera. ¡Y el que lo sufriría la peor parte de todo aún sería el Joven Señor!

"Señor, debería echarle un vistazo. El pequeño señor aún es joven; es normal que haga un berrinche. Estoy segura de que lo escuchará si lo aplaca bien.”

Jin Fengchen se pellizcó la frente. No tuvo más remedio que llamar a la puerta de su hijo. "Jin Beichen, ¿cuánto tiempo vas a seguir así?"

El niño dentro de la habitación lo ignoró. El sonido de cosas estrellándose y rompiéndose continuaba, solo para ser seguido por un suave grito.

Los corazones tanto del ama de llaves como de Jin Fengchen se tensaron.

Jin Fengchen levantó el pie y abrió la puerta de una patada en un movimiento rápido y eficiente.

El pequeño había caído al suelo con un corte en el dedo. La herida seguía sangrando.

La ama de llaves palideció de miedo. Inmediatamente llamó a los sirvientes a gritos. "¡Apurense! ¡Consigan el botiquín de primeros auxilios!"

Jin Fengchen pasó por encima de los escombros del suelo en unos tres pasos y lo levantó. Tanto la ira como la impotencia se reflejaban en sus ojos. "¿Feliz ahora?"

Xiaobao levantó la cabeza. "Quiero ver a la tía Sese.”

Jin Fengchen dijo: "No, ya es demasiado tarde.”

Xiaobao comenzó a luchar contra el control que su padre tenía sobre él. "Entonces no voy a vendar mi corte. ¡Suéltame! Odio más a papá.”

El dolor de cabeza de Jin Fengchen empeoró. Continuó moderando su ira y dijo: "¿Por qué te gusta? ¡La conoces desde hace menos de un día!"

"Simplemente me gusta. Se siente como mi mami..."

Los bordes de los ojos de Xiaobao estaban rojos mientras explicaba en un tono lastimoso.

La expresión de Jin Fengchen se quedó quieta. Toda su ira parecía haberse disipado.

Él pensó que, a diferencia de otros niños, Xiaobao no querría buscar a su madre.

La señora Jin había buscado para él bastantes jóvenes de familias influyentes y adineradas en el pasado, con el deseo de darle a Xiaobao una familia adecuada, pero Xiaobao nunca estuvo interesado en ninguna de ellas.

Capítulo 7 Comparte Mitad de tu Cama Conmigo 1

Capítulo 7 Comparte Mitad de tu Cama Conmigo 2

Commentaires

Les commentaires des lecteurs sur le roman : Bebé adorable en la puerta: Mami, por favor firma