Roman Castigado por su amor chapitre Chapitre 1

Sabrina Scott salió de la cárcel antes de que anocheciera.

Le habían concedido un día libre para salir de la cárcel.

Miraba el papelito que llevaba en su mano donde estaba escrita una dirección y subió a un coche que la esperaba en la entrada. Poco después, llegó a una vieja mansión a medio camino de la montaña cuando ya era casi de noche. El portero condujo a Sabrina a una habitación.

Desde fuera, la habitación se veía completamente oscura y, al entrar el olor a sangre espesa y fuerte le llegó a la nariz. Antes de que se hubiera adaptado a la oscuridad del lugar, un par de brazos fuertes la estrecharon.

Un aliento caliente la atacó y le llegó por la espalda. "Entonces eres lo que me enviaron para consolarme antes de mi muerte, la... chica especial".

¿Chica... especial?

Las lágrimas rodaron por las mejillas de Sabrina.

De repente se sintió asustada, y su voz tembló. "¿Vas... a morir pronto?".

"Sí... ¿Te arrepientes de haber hecho un trato conmigo?". El hombre hizo una leve burla.

"No me arrepiento", dijo Sabrina decididamente.

No tenía lugar para el arrepentimiento porque su madre estaba esperando su dinero para sobrevivir.

Sabrina no podía ver la cara del hombre. Solo sabía que él no parecía alguien que estuviera a punto de morir. Finalmente, después de dos o tres horas, el hombre se quedó dormido.

'¿Ha muerto?'.

Sabrina no tuvo tiempo de tener miedo y huyó rápidamente de la mansión.

Una lluvia densa y fría se había apoderado de aquella noche. Corrió bajo la lluvia hasta llegar a la Residencia Lynn.

Eran las once de la noche y la puerta estaba cerrada. Sin embargo, Sabrina podía escuchar una bulla alegre que provenía de la casa como si hubiera algo que celebrar.

"¡Abran la puerta! Rápido, abran la puerta y denme el dinero. Necesito ir a salvar a mi madre... ¡Abran la puerta! ¡Ahora!".

La puerta seguía cerrada.

Sabrina se sentía mareada e incómoda, pero tuvo que resistirse para golpear la puerta hasta que se produjo un fuerte golpe. "¡Abre la puerta! ¡Abre la puerta! Rápido dame el dinero, porque me han prometido...".

"¡Bam!". La puerta se abrió de un empujón, y la mirada desesperada de Sabrina brilló de repente.

La persona detrás de la puerta miró a Sabrina con desprecio y asco.

Sabrina sabía que ahora se veía más miserable que una mendiga.

Sin embargo, ya no podía cuidar de su imagen en ese momento. Se lanzó ante la persona y le rogó con ojos llorosos: "He hecho lo que me has dicho, ya dame el dinero, la vida de mi madre no puede esperar más, por favor...".

"Tu madre está muerta, así que ya no necesitas el dinero". La persona que abrió la puerta tiró un certificado de la muerte de su madre a la lluvia y luego cerró la puerta sin piedad.

"¿Qué?". Bajo la lluvia, Sabrina se quedó sin palabras.

Momentos después, dejó escapar un fuerte grito: "Madre...".

"Madre... ¿Llegué tarde? No pude llegar a tiempo para salvarte, ¿cierto? Mi madre está muerta... Mi madre está muerta...". Sabrina abrazó el certificado de la muerte de su madre, se acurrucó bajo la lluvia y murmuró para sí misma.

Luego se levantó de súbito y empezó a golpear la puerta como una loca. "¡Mentiroso! He hecho lo que te he prometido, pero no has salvado a mi madre, ¡devuelven la vida a mi madre! ¡Mentiroso! ¿No tienes miedo a la karma...? ¡Mentiroso! ¡Mentiroso! ¡Mentiroso! ¡Juraré que no les dejaré en paz nunca!".

Capítulo 1 1

Capítulo 1 2

Commentaires

Les commentaires des lecteurs sur le roman : Castigado por su amor