Roman Conquistando a mi ex-esposa chapitre Chapitre 3

Temprano por la mañana, el ambiente en el Grupo Lynch era serio y frío. Todos los miembros del personal se pararon en una línea ordenada mientras esperaban respetuosamente la llegada de su gran jefe.

Cuando el reloj marcó las 8 de la mañana, un coche lujoso se detuvo frente a la entrada. Un hombre que parecía un mayordomo bajó corriendo del asiento del pasajero y abrió la puerta trasera.

Con una expresión fría, Joshua levantó sus piernas largas llevando unos pantalones negros saliendo por la puerta y puso los pies en el suelo para dirigirse hacia la compañía. Era apático y arrogante, y su aura era tan dominante que todos a su alrededor apenas podían respirar fuerte.

El hombre miró hacia adelante y subió los escalones.

"¡Papi...!", una voz linda e infantil rompió abruptamente el ambiente pesado, y todos rápidamente levantaron la mirada para mirar en su dirección.

Una niña que parecía haber aparecido de la nada subió las escaleras con torpeza. Llevaba un vestido rosa estilo princesa. Aunque no se podía ver su rostro, ella irradiaba un aire noble al igual que el Señor Lynch.

La niña subió las escaleras y se aferró a la pierna de Joshua.

Él era un gigante comparado con la pequeña, y sus brazos blancos como la nieve solo podían aferrarse a su pantorrilla.

"¡Papi...!". Nellie hizo un puchero mientras lo llamaba con un gemido. La multitud estaba envuelta en un frenesí.

Joshua bajó la cabeza. Mientras miraba la bola de pelusa rosada a sus pies, un indicio de molestia apareció en sus cejas. "¡Suéltame niña!".

La niña levantó la cabeza, exponiendo rasgos que parecían entre un 70% y un 80% similares a los de él. "Papi...".

"Señor, esta niña...". Los ojos del mayordomo estaban muy abiertos cuando se paró a su lado. ¡La niña se parecía mucho a Joshua!

"Papá, abrazo, abrazo...". Ella extendió sus bracitos mientras sus ojos grandes miraban a Joshua. Sus ojos estaban claros como un cielo sin nubes.

El corazón de Joshua se derritió sin querer.

Nunca le habían gustado los niños, pero por alguna razón, ¡quería cargar a esta niña extraña en sus brazos!

Después de un momento de vacilación, el hombre alto se arrodilló, extendió la mano, la levantó y entró en el edificio. "¡Bloqueen el área y comiencen a investigar!".

Una niña tan pequeña no podría haber venido aquí sola.

...

"Señor Lynch, los resultados de la prueba de ADN ya están listos".

En el último piso del edificio, en la oficina del Director Ejecutivo, su asistente le entregó un informe con nerviosismo. "Ella... es de hecho su hija biológica".

Joshua le arrebató el informe de las manos: 99.9% de similitud. Esta niña era realmente su hija.

Aparte de Luna, no recordaba haberse acostado con ninguna otra mujer...

Levantó la cabeza irguiendo de repente su cuello mientras miraba a la niña que estaba sentada en el sofá. Ella se inclinó en el sofá con un osito de peluche en sus brazos mientras mordisqueaba un dulce de frutas, divirtiéndose inmensamente.

Parecía como si ésta no fuera su primera visita.

Se puso de pie y caminó hacia ella. "¿Cuál es tu nombre?".

"¡Soy la Princesa Nellie!".

"¿Cuántos años tienes?".

La niña levantó la cabeza, le sonrió y estiró cinco dedos. "¡Tengo seis!".

Los latidos del corazón de Joshua se detuvieron. ¡Seis años de edad!

Si Luna no hubiera muerto en ese entonces, ¡su hija tendría seis años!

¿Luna había sobrevivido al accidente hacía seis años?

Una pizca de entusiasmo brilló en los ojos del hombre.

Había enviado a la gente a investigar en innumerables ocasiones e incluso contrató a alguien para que la rescatara del mar durante todo un mes, pero no pudo encontrar el cuerpo de Luna.

¡De repente, había una niña frente a él y tenían lazos sanguíneos con él y ella tenía seis años!

¿Eso significaba que Luna sobrevivió, pero fue a algún lugar donde no podía encontrarla para dar a luz a esta niña?

Ante este pensamiento, se emocionó un poco. "¿Dónde está tu madre?".

"Mami, ella...". Nellie estaba a punto de decir algo, pero recordó el consejo de su hermano y se corrigió: "¡No lo sé!".

Joshua se arrodilló, se puso a la altura de los ojos de ella y le habló con la mayor suavidad posible: "Una niña buena no miente".

Capítulo 3 1

Commentaires

Les commentaires des lecteurs sur le roman : Conquistando a mi ex-esposa