Roman Cuando Sus Ojos Abrieron chapitre Chapitre 2

Bajo las luces del candelabro de cristal, los ojos negros obsidianos de Elliot eran profundos, magnéticos y peligrosos.

Como siempre, era una mirada que producía un escalofrío.

El color desapareció de la cara de Cole mientras retrocedía unos pasos.

“Avery… Quiero decir, tía Avery…¡Es tarde, así que no los molestaré a ti ni al tío Elliot!”.

Cole estaba empapado en sudor frío mientras huía desesperadamente de la habitación.

El corazón de Avery se encogió al ver cómo él huía presa del pánico, y su cuerpo empezó a temblar incontrolablemente.

¿Elliot estaba despierto? ¿No estaba a punto de morir?

Ella tenía la intención de hablarle, pero no encontraba la voz. Quería mirar más de cerca, pero sus pies estaban pegados al suelo.

Una oleada de terror se apoderó de ella. No pudo evitar retroceder y corrió hacia las escaleras.

“¡Señora Cooper! ¡Elliot está despierto! ¡Abrió los ojos!”, gritó Avery.

La señora Cooper subió apresuradamente las escaleras al escuchar la voz de Avery.

“El Amo Elliot abre los ojos todos los días, señora, pero eso no significa que esté despierto. Mire, en este momento no responde a nada de lo que le decimos”, dijo la señora Cooper. Entonces dejó escapar un suspiro y añadió: “Los doctores dijeron que hay muy pocas probabilidades de que alguien en estado vegetativo se despierte”.

Avery seguía sintiendo una persistente inquietud y dijo: “¿Puedo dejar las luces encendidas por la noche? Tengo un poco de miedo”.

“Por supuesto”, dijo la señora Cooper. “Vaya a la cama pronto. Mañana tiene que visitar la vieja mansión. La despertaré en la mañana”.

“Está bien”, respondió Avery.

Cuando la señora Cooper se marchó, Avery se puso el pijama y se metió en la cama.

Se sentó rígidamente junto a Elliot y observó sus llamativos rasgos. Estiró la mano y la agitó frente a los ojos del hombre.

“¿Qué tienes en mente, Elliot?”, preguntó ella, pero no hubo respuesta.

Ella sintió una repentina punzada de tristeza. Comparado con lo que él tenía que pasar, su propio dolor no era nada.

“Espero que te despiertes pronto, Elliot. Si esa escoria de Cole pone sus frías y sórdidas manos en todo tu dinero, no podrás morir en paz”.

Elliot cerró lentamente los ojos después de eso.

Avery lo miró atónita mientras su corazón empezaba a latir violentamente en su pecho.

Algunas personas están conscientes incluso cuando están en estado vegetativo. ¿Podría haber escuchado lo que ella acababa de decir?

Se acostó a su lado, aún sintiéndose inquieta. Después de un rato, escuchó el sonido de su propio suspiro.

Era oficialmente la señora Foster, y nadie se metería con ella… por el momento.

¿Cómo lidiaría la familia Foster con ella una vez que Elliot muriera?

Capítulo 2 1

Commentaires

Les commentaires des lecteurs sur le roman : Cuando Sus Ojos Abrieron