Roman Devoción apasionada: la querida esposa del Maestro Fudd chapitre Chapitre 2

“¡Verian Mont! ¿Por qué estás aquí?”

De repente, la fría voz de una mujer de mediana edad resonaba por todo el cuarto. Ella se dio la vuelta y vio a su madrastra, Queena Sheen, caminando hacia dentro.

La pareja de escorias de arriba miraba hacia abajo mientras escuchaban la conmoción.

Un indicio de pánico brilló sobre los ojos de Jensen. “Verian, tú porque estas de vuelta?”

Verian Mont se burló y miro a Jensen. “Esta es mi casa, ¿por qué no puedo regresar?”

Wanelle Sheen, quien aún se encontraba dentro de los brazos de Jensen, levantó la esquina de sus labios rojos y se mofó, “¿Tu casa? Esta villa ya no le pertenece más a la familia Mont”

Verian Mont frunció el ceño, “¿A qué te refieres?”

Vestida en una minifalda y tacones, Wanelle Sheen bajo las escaleras. “Tú padre, Grayson Mont, se suicidó al saltar de un edificio hace 10 meses. Él dejó atrás una gran deuda. ¡Esta villa hubiera sido embargada si no fuera por mi madre! Por lo tanto, esta casa ya no le pertenece a la Familia Mont. ¡Ahora es propiedad de la Familia Sheen!”

“Saltó de un edificio... ¿se suicidó?¡Cómo es posible!”

Verian Mont agarró a Wanelle Sheen del cuello. La palidez se apoderó de su cara mientras gritaba de rabia, “¡Estás son tonterías!¡Cómo es posible que mi papá se suicidara saltando de un edificio!¡Acláralo!”

“¡Habla amablemente y quítame las manos de encima!¡Verian Mont, déjame ir!”

¡Boom!

Jensen empujó a Verian fuerte al suelo.

Un dolor excruciante corrió por su cuerpo.

Ella miró a Jensen y Wanelle Sheen con ojos rojos como la sangre. “¡Devuélveme a mi padre! ¿Acaso ambos unieron fuerzas para matar a mi padre?”

“¡Suficiente! Aún tienes el descaro de preguntar por tu padre?¡Dónde estabas cuando tu padre estaba en problemas! Te desaparecistes sin dejar huella por 10 meses, y solo ahora vienes a pensar sobre tu padre?¡Ja! ¡Tu joven padre fue forzado por los acreditadores a suicidarse hace mucho tiempo!”

“¡Es imposible!¡Yo acredité 10 millones a su cuenta!¡Es imposible que él haya cometido suicidio por desesperacion!”

“¿10 millones? Ja, ¡Deja de soñar despierta! ¿De dónde sacaste 10 millones?”

La cabeza de Verian Mont palpitaba. Una suposición intimidante pasó por su mente al momento que miraba los ojos endemoniados de Wanelle Sheen.

Queena Sheen, la segunda esposa de su padre, quien era también su madrastra, se quedó con los 10 millones que ella había ganado sacrificando su dignidad e inocencia.

¡Los 10 millones que eran dinero para salvar a su padre!

Capítulo 2 10 Millones de Dólares Fueron Robados 1

Capítulo 2 10 Millones de Dólares Fueron Robados 2

Commentaires

Les commentaires des lecteurs sur le roman : Devoción apasionada: la querida esposa del Maestro Fudd