Roman Alfa Asher chapitre Chapitre 1

Puedo decirte el momento exacto en que mi vida comenzó a desmoronarse. El momento en el que todo se vino abajo y ya no supe cuál era mi lugar en el mundo. Lo familiar instantáneamente se volvió extraño y me quedé sin dónde ir.

Todo comenzó cuando mi novio encontró a su pareja.

Tyler y yo habíamos estado saliendo desde que tenía quince años, pasé casi un año con él a mi lado. Tyler resultaba ser el hijo de Alfa, yo había crecido con Tyler y pasé mi infancia entrenando a su lado.

Cuando cumplí quince años, los sentimientos de amistad se convirtieron rápidamente en romance. Tyler tenía diecisiete años, capaz de encontrar a su pareja una vez que él cumplía dieciocho años.

Yo era tan crédula en ese entonces, pendiente de cada una de sus palabras. Estaba tan segura de que seríamos pareja, después de todo estábamos destinados.

Tenía esta misma mentalidad delirante hasta su fiesta de cumpleaños número dieciocho, el día en que todo se derrumbó y se quemó.

Tyler me recogió en mi casa alrededor de las 8 p.m. Se detuvo en mi casa en su brillante Mustang, a menudo bromeaba que él amaba su coche más que a mí. Habían muchas cosas que Tyler amaba más que a mí.

A mi mamá, a mi papá y a mi hermano mayor no les gustaba que saliera con su futuro Alfa. Sabían los riesgos de involucrarse con otro lobo, pero como una niña, los había ignorado.

Subí al coche de Tyler, sin pensar dos veces que él no me había abierto la puerta.

"Pensé que te había dicho que te pusieras el vestido azul", Tyler suspiró y puso sus ojos en blanco. Le fruncí el ceño y miré el vestido negro que llevaba. No veía nada malo en ello.

"Te dije que ese no me gustaba", Fruncí el ceño, preguntándome qué lo puso de tan mal humor.

"Como sea, sabes que solo estoy cuidando de ti", Tyler se encogió de hombros: "Te pareces como a una chica gótica cuando vistes de negro".

Puse los ojos en blanco ante su mal humor, sabiendo que él se animaría una vez él bebiera algo.

A Tyler nunca le gustaba cuando me vestía de negro, siempre decía que me veía "gótica". No veía ningún problema en parecer "gótica", algunas de las ropas que usaban eran realmente lindas. Estoy segura de que no ayudaba que tuviera el pelo liso de color negro.

Tyler me había dicho cientos de veces que tan mejor me vería como rubia, pero no me atrevía a teñirme el cabello. Yo era la única de la familia que había conseguido el pelo negro de mi abuela.

Me senté en silencio mientras Tyler conducía, escuchándolo abiertamente quejarse de las manadas vecinos. Tyler parecía tener un problema con casi todo el mundo.

"El Alfa de la manada Amanecer está pidiendo mi ayuda. Él se peleó con la manada Eclipse y necesita mi ayuda para salir de eso", Tyler puso los ojos en blanco, pasando su mano por su cabello rubio rojizo.

Sentí mis ojos agrandarse: "¿La manada de Eclipse? ¿Por qué diablos él pelearía con ellos?".

La manada Eclipse era una de las peores que había. La leyenda dice que comenzaron como una manada de rebeldes y se expandieron rápidamente una vez que el Alfa Gabriel llegó al poder. Ahora, el nieto del Alfa Gabriel estaba a cargo, y parecía que la crueldad corría en la familia.

"Por favor, Lola", se burló Tyler. "Es solo una estúpida manada, y su Alfa es solo un hombre".

"Un hombre con mucho territorio". Murmuré, sabiendo que la manada Eclipse tenía la mayor parte del territorio en el mundo. Eran la manada más grande que nuestra especie había visto.

"No por mucho tiempo". Tyler sonrió. No me gustaba la sensación que burbujeaba en mi estómago ante sus palabras.

"¿Qué quieres-”, comencé, pero fui interrumpida?

"Suficiente de eso. No es importante." Tyler me ignoró con un gesto de la mano. Nos detuvimos en el estacionamiento de la discoteca y Tyler se volvió hacia mí.

"Esto es importante", Tyler sonrió, acercándome y presionando sus labios contra los míos.

Me reí como una estúpida colegiala y me incliné hacia el beso, amando las mariposas que se revoloteaban en mi estómago.

"¿Finalmente vas a decir que sí esta noche?". Tyler sonrió, tirando de un mechón de mi cabello largo.

Me encontré sonriendo de vuelta, lista para darle la noticia que él había estado esperando.

Era solo cuestión de horas hasta que Tyler pudiera encontrar a su pareja. Él me había estado insistiendo por meses para que finalmente me acostara con él, para que lo dejara tomar mi virginidad. Cada vez que lo había rechazado, esperando esta noche. Una vez que nos convirtiéramos oficialmente en pareja, me entregaría a él por completo.

Capítulo 1 1

Capítulo 1 2

Capítulo 1 3

Commentaires

Les commentaires des lecteurs sur le roman : Alfa Asher